Starace en los 50 años del Club di Roma

Published on lunes, 22 octubre 2018

“El avance de las energías renovables es imparable y no hay otra alternativa: este será el año de la electrificación”

– Francesco Starace, Enel CEO

Una cumbre internacional en la que participaron representantes del mundo político, industrial y académico, donde se trataron temas como el clima, la sostenibilidad y otros puntos cruciales para el futuro de nuestro planeta. El punto de partida fue “Come On!”, un informe elaborado por el Club de Roma donde se pone de manifiesto la necesidad de acelerar la lucha contra el cambio climático a través de una reducción en las emisiones de dióxido de carbono de, al menos, un 6,2 % anual, y la necesidad de incentivar los combustibles fósiles. Francesco Starace participó en esta reunión sobre la energía bajo el título “Debate: Energy for the Future - Turning a Solution into Collective Action!”.

En su intervención, el directivo puso de manifiesto que, hoy en día, el progreso tecnológico confiere mayor importancia a la generación desde fuentes renovables y baja los costes de producción y distribución de la energía eléctrica: el mercado está cambiando y la energía renovable, anteriormente “considerada como fuente alternativa, se convertirá en la fuente de energía principal”.

Una evolución afianzada por la transformación digital de las redes y por la innovación en el campo de la ciencia de los materiales, que ha permitido disponer de materiales más resistentes, ligeros y económicos, y ha tenido un fuerte impacto en todos los sectores. Según Starace, este nivel de eficacia permite alcanzar actualmente “un rendimiento inimaginable años atrás” y un mayor uso de la electricidad también en otros sectores. Este será “el año de la electrificación: la velocidad de electrificación del mundo se duplicará respecto al año pasado”. El avance de las renovables nos conducirá a una estabilización en los costes de la electricidad, reduciendo la exposición de las fuentes fósiles a la variabilidad de precio y permitiendo así ampliar su uso.

Al final, la descarbonatación será más rápida de lo que creíamos”, concluyó Francesco Starace. No obstante, también precisó que se requiere todavía un gran compromiso: “aún se invierte una cantidad enorme de dinero en combustibles fósiles, pero tengo la esperanza de que veremos un mundo electrificado”.

Redacción Enel