• {{searchSuggestions.title}}

Francesco Starace: Enel en “Change the World”

Muy satisfechos de haber sido incluidos otra vez en la lista “Change the World”
{{item.title}}

"Estamos muy satisfechos de haber sido incluidos otra vez en la lista “Change the World” de Fortune, gracias a nuestro sólido perfil en el campo de la innovación y de la sostenibilidad”. Son las palabras del Consejero Delegado de Enel, Francesco Starace, al comentar el reconocimiento conseguido por el Grupo por su significativa aportación en el campo medioambiental y social. De hecho, es la única empresa de servicios públicos y a la vez la única empresa italiana incluida en la clasificación redactada por la revista americana Fortune de las cincuenta sociedades que a escala mundial dan la mayor contribución para mejorar la vida del planeta. Tres criterios llevaron a la elección: el impacto social calculable, los resultados económicos y el nivel de innovación. 

Estamos muy satisfechos de haber sido incluidos otra vez en la lista “Change the World” de Fortune, gracias a nuestro sólido perfil en el campo de la innovación y de la sostenibilidad

Francesco Starace, Enel CEO

A Enel, en el vigésimo puesto, se le ha reconocido el compromiso en la reducción de carbono a nivel mundial y en la definición de varios objetivos concretos, como el de convertir su mezcla energética en carbono neutral antes de 2050. Propósitos que inspiran en gran medida las actividades del grupo, como también se desprende de las palabras del Consejero Delegado Francesco Starace: “En orientar nuestra estrategia hacia el desarrollo de las energías renovables, la digitalización y la lucha frente a los cambios climáticos, estamos en primera línea respecto a la transición energética y la sostenibilidad del negocio”. También lo confirman las inversiones en aumento en el sector de las energías renovables, el desarrollo de más programas de investigación en el ámbito de las nuevas tecnologías de baja emisión de carbono y la disminución gradual de instalaciones de producción térmicas.

Fortune también cita las colaboraciones que se han puesto en marcha en los últimos dos años con 80 proyectos de startups innovadoras, especializadas en sectores clave como los de la  movilidad eléctrica y del Vehicle-to-Grid (V2G), y la instalación de Cerro Pabellón, en Chile, la primera central geotérmica de Sudamérica, un ejemplo más de la atención que Enel reserva a las cuestiones socio-ambiental en los territorios en los que trabaja. Como recuerda Francesco Starace: “Nuestro éxito no depende sólo de los resultados económicos, sino también de la capacidad de crear soluciones e impactos positivos a largo plazo, en el crecimiento económico y social, creando un valor compartido tangible para todos nuestros accionistas”.

Una estrategia “Open Power” para que la energía se vuelva accesible a más personas, recurriendo incluso a nuevas tecnologías, abriéndola a nuevas formas de gestión, a distintos usos y a una mayor colaboración. Principios incluidos en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, que se confirman con la realización de varios proyectos (dos ejemplos son el suministro de paneles solares al hospital Entebbe de Emergency o la campaña Crowd4Africa) y con la llegada de una colaboración como la del Barefoot College en Sudamérica. 

 

Redacción Enel