• {{searchSuggestions.title}}

Starace presenta el Plan Estratégico 2018-2020

Alcanzados los objetivos del plan 2017-2019, Enel sigue trabajando en su estrategia
{{item.title}}

Satisfecha de los objetivos alcanzados, Enel fija ahora la mirada en el 2020 y sigue trabajando en la mejora de la digitalización, el servicio al cliente y el desarrollo de las redes y energías renovables, bases fundamentales de su estrategia. “El Grupo es ahora una organización más rentable, eficiente y sostenible”, afirmó el consejero delegado, Francesco Starace, para ilustrar el plan estratégico 2018-2020 con ocasión del Capital Markets Day 2017 en Londres.

El consejero delegado deja que los datos hablen por sí mismos: el dividendo del ejercicio 2016 ha experimentado un aumento del 44 % respecto al beneficio (pay-out) del ejercicio 2015, lo que demuestra claramente la eficacia de la trayectoria de crecimiento industrial que se ha emprendido en estos últimos años, que, gracias a una precisa gestión del capital y a una rotación de los activos más rápida de lo que se había planificado, ha traído un incremento de la generación de flujos de caja y de la rentabilidad. Estos resultados llegan además en un contexto económico complejo, factor que ha permitido al grupo asumir un “rol líder en la transición energética global”, sobre todo “en las macroáreas fundamentales para el crecimiento sostenible, como las energías renovables y las redes de distribución digitalizadas”. Porque, tal como recordó Starace, “podemos aprovechar las tendencias de la urbanización, de la electrificación de la demanda y de la profunda descarbonización que esta conlleva y sacar partido de las oportunidades que nos ofrece este cambio radical del sector energético”.

Mirando hacia el 2020, ya podemos decir que la digitalización introducida el año pasado es ahora una dimensión concreta y tangible de nuestro negocio

Francesco Starace, Enel CEO

Alcanzados con antelación los objetivos previstos en el plan 2017-2019, Enel sigue trabajando en la misma dirección y reforzando su estrategia: “Mirando hacia el 2020, ya podemos decir que la digitalización introducida el año pasado es ahora una dimensión concreta y tangible de nuestro negocio”, explicó Francesco Starace, quien también puso de manifiesto que el nuevo plan prevé inversiones de aproximadamente 5,3 billones de euros en este sector (600 millones más que el año anterior). Sin embargo, la atención al cliente seguirá siendo un pilar fundamental de la estrategia, tal como confirma el lanzamiento de una nueva línea de negocio global que “desarrollará oportunidades para crear valor añadido”: e-Solutions llegará al mercado en 2018, enriqueciendo la oferta del grupo en el ámbito de la digital economy y el e-business con una nueva marca, Enel X. En total son cuatro las nuevas líneas de productos y servicios creadas como respuesta a las necesidades de los clientes: e-Industry, e-Mobility, e-Home y e-City.

Por último, el consejero delegado comentó que se ha introducido en el plan un dividendo mínimo de 0,28 euros por acción sobre los resultados de 2018, con un aumento del 33 % respecto al objetivo mínimo correspondiente al 2017 que se presentó el año pasado. “La mejora de los objetivos financieros refuerza la confianza con la que encaramos el futuro y otorga mayor solidez al papel de Enel hoy y en los años venideros”, concluyó Francesco Starace

 

Redacción Enel