• {{searchSuggestions.title}}

Renovables: Starace en la convención de Enel

Starace: "Las renovables representan la competitividad del sistema Italia"
{{item.title}}

Las energías renovables han puesto de manifiesto la competitividad del sistema Italia. El director ejecutivo de Enel, Francesco Starace, lo reiteró durante su intervención en la convención “Italia y las energías renovables”, donde también participó el presidente del Consejo, Paolo Gentiloni.

Las fuentes de energía renovable han adquirido creciente competitividad, gracias a la rápida caída que están experimentando los costes de generación y al progresivo declive de la competitividad de las fuentes convencionales (o térmicas)”, explicó Francesco Starace, que añadió que la tendencia global genera una “una explosión de inversiones”. Basta recordar que el coste de generación de la energía fotovoltaica vendida a 490 euros el megavatio/hora en 2005-2006  hoy en día, en las subastas, es de aproximadamente 40 dólares. Y esto en el ámbito de la energía solar, pero la situación también se refleja en el eólico, que ha pasado de 180 euros megavatio/hora a los 30 dólares de las últimas subastas en México, donde se adjudicaron a Enel contratos de suministro “con precios extraordinarios”.

Las fuentes de energía renovable han adquirido creciente competitividad, gracias a la rápida caída que están experimentando los costes de generación y al progresivo declive de la competitividad de las fuentes convencionales (o térmicas)

Francesco Starace, Enel CEO

Por su lado, el presidente Gentiloni subrayó que “el desarrollo de las energías renovables es importante para toda nuestra economía, pues abre grandes oportunidades en Italia y Europa, y comporta un significativo aumento de los puestos de trabajo”.

El director ejecutivo de Enel también evidenció el papel fundamental que desempeña el desarrollo tecnológico para alcanzar la competitividad a nivel global, tal como demuestran los resultados obtenidos por Enel Green Power: “El principal actor en el mundo, con un récord establecido en el 2016 de 2000 megavatios instalados en un año, que, para este 2017, ya superan los 2500: un patrimonio de renovables que muchas empresas solo llegan a acumular con muchos años de trayectoria”.

Ahora, el reto que se debe afrontar es la digitalización que, según Starace, es una “condición necesaria para continuar explotando la competitividad de estas tecnologías”. En el Plan Estratégico 2018-2020, el grupo ha previsto inversiones de 5300 millones para la digitalización de activos tecnológicos (redes e instalaciones), actividades y procesos. Francesco Starace ha anticipado posteriormente "una segunda gran oleada de inversiones” a nivel global. Italia como país también se verá implicada y Enel está preparada para aprovechar la oportunidad. De este modo, será posible realizar el cambio a las “renovables modernas, es decir, no incentivadas” y el grupo podrá volver a invertir en Italia, tal como declaró el director ejecutivo refiriéndose a la Estrategia energética nacional presentada el mes pasado por el ejecutivo.  

Procesos que solo pueden favorecer positivamente al sistema país: “Mientras se descarboniza paulatinamente, el coste de la electricidad va bajando y se estabiliza, por lo que no es volátil como el de los hidrocarburos –dijo a modo de conclusión Francesco Starace–. De este modo, los transportes, la calefacción y toda una serie de procesos industriales podrán preverse con mayor facilidad, y serán menos contaminantes y más asequibles”.

 

Redacción Enel