• {{searchSuggestions.title}}

El artículo de Starace en Il Messaggero

En un editorial, Starace realiza un balance sobre la movilidad eléctrica
{{item.title}}

La movilidad eléctrica, que hasta hace no mucho era “poco más que una idea”, hoy es cada vez más una realidad. Con esta reflexión, el Consejero Delegado de Enel da comienzo al editorial para la columna “Motori” de Il Messaggero. La transición de la movilidad tradicional a la eléctrica es la consecuencia natural de la evolución tecnológica e industrial que está viviendo el sector energético: el creciente empleo de fuentes renovables y la adopción de estrategias orientadas a la sostenibilidad han provocado importantes cambios en “el modo de consumir y vivir la energía”.

El futuro de la movilidad se encuentra a la vuelta de la esquina: pronto aprenderemos a desplazarnos de maneras totalmente nuevas

Francesco Starace, Enel CEO

Una perspectiva en la que la innovación tecnológica ejerce un papel clave: según Francesco Starace constituye el motor de este cambio, incentivado también por un “contexto desafiante”, que hace que cada vez resulte más necesario conjugar la creciente demanda de energía con la lucha contra la contaminación y el cambio climático. “Ahora que cada vez se hace más evidente la necesidad de poner en práctica un sistema de movilidad limpio y sostenible, el vector eléctrico presenta un gran potencial - afirma el Consejero Delegado, remarcando cómo el paradigma se expresa de una manera efectiva - innovación tecnológica, sostenibilidad ambiental y centralidad del consumidor”.

La movilidad eléctrica, según Starace, traerá consigo “una revolución radical” en un sector, el de los transportes, que resulta ser el único sector que en las últimas décadas ha visto crecer el número de emisiones a nivel europeo: la movilidad eléctrica permite, por tanto, reducir las emisiones contaminantes locales, especialmente nocivas para la salud de las personas, y contribuye significativamente a reducir la contaminación acústica y las emisiones de CO2, responsables del calentamiento global.

En la movilidad eléctrica detectamos un potencial de innovación, sostenibilidad y eficiencia equivalente al que mostraban las renovables hace diez años. Este es el factor que nos ha hecho decidirnos y aceptar el desafío de trabajar en el desarrollo de la movilidad eléctrica”, continúa Starace en el artículo, subrayando el compromiso de Enel durante el lanzamiento del Plan Nacional para la realización del diseño de una red capilar de infraestructuras públicas de recarga. Presentado el pasado noviembre, el programa prevé para 2020 la instalación de 7 mil puntos de recarga (que llegarán a 14 mil para 2022), con una inversión total de entre 100 y 300 millones de euros.

En este sentido, el Consejero Delegado recordó también la asociación con la Fórmula E: una nueva oportunidad para Enel de promover la movilidad sostenible y trabajar en la identificación de soluciones tecnológicas avanzadas: en Italia la primera carrera se celebró por las calles de Roma el pasado 14 de abril. Francesco Starace concluye su análisis con una invitación: “La tecnología avanza más rápido de lo que podemos prever: dejémonos sorprender”.

Para leer el artículo del Consejero Delegado Francesco Starace:

https://motori.ilmessaggero.it/motorsport/francesco_starace_enel_ad_futuro_elettrico_non_solo_vetture-3665160.html

Redacción Enel