• {{searchSuggestions.title}}

Starace: Decarbonisation Pathways

Francesco Starace presenta el estudio “Decarbonisation Pathways”, de Eurelectric
{{item.title}}

Para alcanzar, de cara al año 2050, una reducción del 95% de las emisiones de gases de efecto invernadero, el 60% de la economía europea deberá basarse en la electricidad. Así lo indica el estudio “Decarbonisation Pathways” de Eurelectric, presentado por Francesco Starace, Consejero Delegado y Director General de Enel, el pasado 27 de septiembre en Bruselas durante la conferencia “Accelerating Clean Energy Investments”. Starace, a la cabeza de la asociación europea de la industria eléctrica desde junio de 2017, puso de manifiesto durante su intervención los resultados arrojados por el estudio: la posibilidad de incrementar la demanda eléctrica de energía y alcanzar, al mismo tiempo, la completa descarbonatación del sector energético de forma óptima para 2050. 

Para reducir las emisiones en un 95% de cara al año 2050, la economía de la UE deberá basarse en la electricidad al menos en un 60%

Francesco Starace, Enel CEO

Francesco Starace explicó que, para alcanzar este objetivo, es necesario avanzar en el compromiso con este tipo de fuentes: favorecer la alta penetración de las fuentes renovables, implementar un sistema equilibrado y flexible garantizado por fuentes diferentes, afianzar un nuevo rol a la generación convencional y reducir los costes de las tecnologías. Entre los múltiples factores que pueden contribuir sinergéticamente a la consecución de los objetivos de descarbonatación, el estudio destaca aquellos sobre los que los países europeos deberían concentrarse con mayor urgencia: la definición de políticas de descarbonatación eficaces con el aporte de todas las economías europeas, la cooperación entre los diferentes sectores, una mayor implicación de los ciudadanos en un sistema descentralizado, un nuevo diseño de mercado y la potenciación y digitalización de las redes de distribución.

Asimismo, Starace también hizo notar que los Estados de la UE deberán apoyar a aquellos países que comienzan con condiciones menos favorables, a fin de que la transición sea un proceso equitativo.

Redacción Enel