• {{searchSuggestions.title}}

Il Messaggero entrevista a Francesco Starace

Desarrollo sostenible, digitalización, innovación: la entrevista a Francesco Starace
{{item.title}}

Para Enel "más y más inversiones en proyectos eco-sostenibles e innovación". Esto es lo que afirma el Consejero Delegado y Director General, Francesco Starace en una entrevista con "Il Messaggero". El desarrollo sostenible, la digitalización y la innovación seguirán siendo fundamentales para las estrategias del Grupo, con miras a realizar plenamente la revolución verde que "cambiará la vida de los italianos". Estamos enfrentando un "desafío único en la historia de la humanidad": la importancia de lograr los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible ahora se reconoce en varios sectores. "Incluso las finanzas, dice el CEO de Enel, han entendido la importancia del desarrollo sostenible, porque si se invierte en proyectos sostenibles, el riesgo es menor y el rendimiento mayor". 

La revolución verde de Enel cambiará la vida de los italianos

Francesco Starace, Enel CEO

En la entrevista, Francesco Starace recorre los diez años de actividad de Enel Green Power, celebrados en diciembre de 2018: "Cuando comenzamos, temíamos llegar tarde respecto a las empresas más pequeñas que, atraídas por incentivos, habían aprovechado inmediatamente las oportunidades. Nosotros, hemos seguido otro camino, sin centrarnos en los subsidios, sino con una visión a largo plazo ". Una elección que ha tenido éxito con el pasar del tiempo: “Por experiencia, sabíamos que, tarde o temprano, la ola de incentivos habría terminado, poniendo en dificultad muchas iniciativas. Así que preferimos ir donde no había subsidios, en países que eran tierras vírgenes, considerando tres elementos decisivos: abundantes recursos naturales, marco regulatorio estable, crecimiento económico y demográfico". Hubo algunas preocupaciones iniciales por parte de los inversionistas, pero al final "teníamos razón porque, una vez que los incentivos disminuyeron, nos encontramos por delante de los demás".

Hoy en día, observa Francesco Starace, las energías renovables en Italia representan el 40% de la producción nacional de energía. Y dentro de 10-15 años, desplazarán totalmente a la energía fósil. Un cambio de época, destinado a cambiar profundamente nuestras vidas: “La descarbonización abre el mundo de la energía a nuevos escenarios, no solo desde el punto de vista del business, sino también del modo de vivir, consumir y producir. Enel ha previsto la importancia de las energías renovables, tanto que en 2021 representarán más del 50% de la producción total del Grupo en comparación con el 38% actual”. Los resultados confirman las palabras del Consejero Delegado. Enel cerró el año 2018 con aproximadamente 3 GW de nueva capacidad instalada y en 2020 alcanzará los 4,4 GW, según Starace: "cifras récord de las que nadie en el mundo puede presumir".

Pero el compromiso de Enel con la sostenibilidad no termina con las energías renovables. También se prestó gran atención a la movilidad eléctrica, un sector en el que el Grupo viene apostando desde hace mucho tiempo: "Para 2022 habremos instalado 28,000 puntos de recarga públicos en Italia. Esto está en línea con el proceso de digitalización de las redes de distribución que, con una inversión de 5,4 mil millones, permitirá alcanzar, en 2021, un total de 46,9 millones de medidores inteligentes instalados globalmente en nuestras redes”. Para resumir, Enel trabaja constantemente para dar a la transición energética una aceleración cada vez más fuerte, considerando no solo las oportunidades, sino también los riesgos. La consigna es "desarrollo inclusivo", como señala Francesco Starace: "Nosotros tenemos que ofrecer un mundo más fácil y aún más feliz. Pero cuando se realizan estos saltos de época, no podemos ignorar el hecho que hay quienes se quedan atrás. Es emocionante hablar de los beneficios de la energía renovable o la digitalización, pero están aquellos que, en razón de estas profundas transformaciones, podrían perder el trabajo. ¿Podemos ignorarlos? No, debemos pensar en su futuro. Esto es lo que significa el desarrollo inclusivo". Precisamente de esta manera nació "Futur-e", el proyecto para la conversión de las centrales eléctricas de Enel en Italia que ya no están activas: su cierre, observa el Consejero Delegado, "no tiene consecuencias laborales para los empleados involucrados, porque ya han sido o serán reubicados dentro del Grupo. Además, para estos sitios, Enel ha lanzado un proceso de reurbanización hacia otros usos, con la perspectiva, de acuerdo con las autoridades locales, de crear nuevas oportunidades para los territorios y nuevos empleos".

Redacción Enel