• {{searchSuggestions.title}}

Primer trimestre 2020: el análisis de Starace

Starace confirma el crecimiento de Enel en el primer trimestre de 2020
{{item.title}}

“Una empresa financieramente sólida”, ha confirmado el CEO Francesco Starace el 19 de marzo durante la llamada en conferencia para la presentación de los estados financieros 2019, en la que también ha destacado que no se esperan impactos significativos derivados de la emergencia Coronavirus sobre los resultados de 2020. Esto también lo confirman los números del primer trimestre del año: utilidad neta ordinaria de 1.281 millones de euros (+10,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior) y un EBITDA de 4.708 millones de euros (+3,5%). Aumentos de dos dígitos también para el EBITDA ordinario (4.454 millones de euros, +6,4%): el aumento ha sido impulsado por los resultados obtenidos por Generación Térmica y Trading, por una mayor contribución de producción de Enel Green Power y por los efectos del V Convenio colectivo marco del Grupo Endesa en España, que han compensado la tendencia negativa de los tipos de cambio en América Latina. El EBIT (beneficio antes de intereses e impuestos) ha alcanzado los 3.109 millones de euros (+4,3%), mientras que la utilidad neta del Grupo ha sido de 1.247 millones de euros (-0,7% en comparación con el primer trimestre de 2019). Las variaciones en los ingresos (19,985 millones de euros, -12.2%) se deben a la disminución en las ventas de electricidad en Italia y España y de gas en España, a la generación térmica y trading en Italia y a los efectos de los tipos de cambio desfavorables, especialmente en Brasil, Chile y Colombia.

Las energías renovables y la digitalización son esenciales para estimular la reactivación después de la emergencia de Covid-19

Francesco Starace, Enel CEO

En general, los resultados del primer trimestre confirman lo que el CEO Francesco Starace esperaba: como lo ha destacado Enel en una nota, “en este momento no hay evidencia de impactos significativos en el Grupo como resultado de la emergencia causada por la epidemia de Covid-19”. Además, desde el principio, Enel ha implementado “el monitoreo constante del impacto que esta emergencia puede tener en las variables macroeconómicas y comerciales. Esto ha sido realizado para obtener las mejores estimaciones en tiempo real de los posibles efectos en el Grupo, así como para permitir su mitigación con planes de respuesta o de contingencia”.

 

Por lo tanto, los resultados trimestrales confirman la solidez del Grupo, también en términos de su capacidad para “resistir los efectos de escenarios volátiles”, y aseguran que “no habrá riesgo con respecto a los dividendos, ni en 2019 ni en 2020”. Hablando de los próximos meses en una entrevista con “Bloomberg” el 7 de mayo durante el informe trimestral, el CEO Francesco Starace ha destacado que las energías renovables y la digitalización son esenciales para estimular la reactivación después de la emergencia de Covid-19. Desde hace algún tiempo Enel ha tomado este camino y continúa haciéndolo: en el período de enero a marzo de 2020, la producción de electricidad a partir de fuentes renovables – incluida la capacidad gestionada – ha superado con creces la producción de energía térmica, alcanzando los 28 teravatios/hora (25,6 teravatios/hora en el primer trimestre de 2019, +9.3%). La producción de energía térmica, por otro lado, es de 18.8 teravatios/hora (29.3 teravatios/hora en el primer trimestre de 2019, -35.9%). Actualmente Enel produce energía con “cero emisiones” equivalente al 64% de su producción total.

 

 

Redacción Enel