• {{searchSuggestions.title}}

Enel, el Plan Estratégico 2021-2023

Starace: inversiones por unos 190.000 millones de euros en los próximos 10 años
{{item.title}}

No solo un compromiso, para Enel, acelerar la transición energética es la clave para un crecimiento “sostenible y rentable” que aporta “un importante valor compartido por todos los grupos de interés y rendimientos atractivos para los accionistas a lo largo del tiempo”. Así lo confirma el Plan Estratégico 2021-2023, presentado por el CEO y Director General Francesco Starace durante el Capital Markets Day 2020. En ocasión del evento, que ha tenido lugar el 24 de noviembre de 2020, el CEO también ha presentado la visión del Grupo para los próximos diez años, un periodo en el que Enel espera movilizar inversiones de 190.000 millones de euros para impulsar la descarbonización, la electrificación del consumo y la plataformización.

 

Nuestro objetivo es convertirnos en un líder en energía renovable con presencia global. Tenemos la intención de fortalecer aún más nuestro liderazgo triplicando nuestra capacidad total de fuentes renovables, que actualmente cuenta con unos 49 GW de capacidad total a nivel mundial”, ha explicado Francesco Starace. El CEO de Enel también ha señalado que las inversiones apuntan a “alcanzar una capacidad instalada anual correspondiente a una cuota de mercado de más del 4% en 2030, desde el actual 2,5%”. El aumento sería “enorme”, ya que “hay mucho margen de crecimiento”.

 

La visión para 2030 se expresa en el Plan Estratégico 2021-2023: inversiones por unos 40.000 millones de euros, de los cuales 38.000 millones en el modelo comercial de Ownership y unos 2.000 millones en el de Stewardship, movilizando también 8.000 millones de euros pertenecientes a terceros. Con respecto al plan estratégico anterior, se registra un crecimiento de la inversión del 36%. A nivel de Grupo, para 2023 se prevé que el Ebitda ordinario se sitúe entre 20.700 y 21.300 millones de euros, con una tasa de crecimiento anual compuesto (TCAC o CAGR) entre el 5% y el 6%. Además, se prevé que el beneficio neto ordinario se sitúe entre 6.500 y 6.700 millones de euros, con una TCAC entre el 8% y el 10%. En el periodo 2021-2023, Enel ha establecido una política de dividendos “simple, previsible y atractiva” y ha asegurado a los accionistas un dividendo por acción fijo, garantizado y creciente para los próximos tres años. El dividendo alcanzará 0,43 euros por acción en 2023 (una tasa de crecimiento anual compuesto de aproximadamente el 7%).

Durante la próxima década, reforzaremos la creación de valor compartido y sostenible para todos los grupos de interés. Eso incluye también una remuneración atractiva para nuestros accionistas

Francesco Starace, Enel CEO

Estos números proyectan Enel hacia un decenio “lleno de oportunidades”, como ha destacado Francesco Starace. El Grupo planea inversiones por unos 160.000 millones de euros – de los cuales, unos 150.000 millones serán a través del modelo comercial de Ownership y unos 10.000 millones a través del modelo Stewardship – activando también unos 30.000 millones de euros más pertenecientes a terceros. En cuanto a la descarbonización, como ya ha destacado el CEO de Enel en los últimos días, el Grupo prevé lograr una reducción de las emisiones directas de CO2 del 80% respecto a 2017, un objetivo certificado por SBTi (Science-Based Targets initiative). Además, Enel prevé que el crecimiento del PIB en los países en los que actúa ascenderá a más de 240.000 millones de euros, procedentes de inversiones locales en generación y electrificación.

 

Para hacer realidad esta visión, podemos contar con nuestro claro liderazgo en el sector de los servicios públicos a través de tres elementos principales, todos impulsados por un modelo innovador y basado en plataformas”, ha explicado Francesco Starace. “En primer lugar, como un Grupo ‘super mayor’ en el sector de las renovables, gestionamos la mayor flota de generación privada a nivel mundial. Además, tenemos un sistema de red global sin igual que, gracias al modelo operativo de la plataforma, impulsa mejoras en calidad, resiliencia, eficiencia y flexibilidad. Por último, aunque no menos importante, contamos con la mayor cartera de clientes en todo el mundo, a la que, a través de nuestras plataformas de negocios, ofrecemos servicios innovadores y ofertas integradas”. Durante la próxima década, “reforzaremos la creación de valor compartido y sostenible para todos los grupos de interés. Eso incluye también una remuneración atractiva para nuestros accionistas”, ha concluido el CEO y Director General de Enel.

 

Redacción Enel