• {{searchSuggestions.title}}

Starace: la entrevista para “Molto Economia”

Francesco Starace habla del año de la pandemia y los objetivos para los próximos años.

{{item.title}}

Los objetivos alcanzados en la transición energética, el compromiso con un futuro más sostenible e inclusivo, los desafíos de la pandemia. En una entrevista con "Molto Economía", consejero delegado y director general Francesco Starace ha recordado el 2020 de Enel hablando del desempeño del Grupo, también con respecto a los objetivos que Enel se ha puesto para el futuro. En el año de la pandemia, su valor en la Bolsa Italiana ha aumentado en 10 000 millones de euros, estableciendo un nuevo récord de 90 000 millones de euros. Esto consolida su posición de liderazgo entre las mayores empresas europeas en términos de capitalización, así como su posición como la segunda compañía eléctrica más grande del mundo. Estos resultados también demuestran la efectividad de la estrategia de Enel que, colocando la sostenibilidad en el centro e integrándola en los modelos de negocio, se adelanta a su tiempo.

Según Francesco Starace, la sostenibilidad es hoy "el único camino para tomar las decisiones correctas sobre nuestro presente y nuestro futuro. Aquí es donde tenemos que empezar de nuevo para dar respuestas concretas a las nuevas generaciones". La emergencia provocada por la pandemia "nos hizo dar un salto hacia el futuro, proyectándonos 5-10 años hacia delante", ha explicado el consejero delegado y director general en la entrevista, añadiendo que para Enel 2020 ha sido "un año récord en la instalación de la energía solar". Además, 2020 ha puesto de manifiesto los límites y los riesgos de modelos de desarrollo que ahora están desactualizados: "Para generar valor a largo plazo, es necesario adoptar una visión que ponga la sostenibilidad en el centro de las actividades humanas. Este modelo ha sido probado con éxito durante años y debe adoptarse cada vez más, ya que puede ser bueno para el medioambiente, las empresas, las personas y las comunidades al mismo tiempo". No es casualidad que "la capitalización récord de Enel sea el reconocimiento de una sólida estrategia que integra la sostenibilidad en los modelos de negocio

“La sostenibilidad es el único camino para tomar las decisiones correctas sobre nuestro presente y nuestro futuro. Aquí es donde tenemos que empezar de nuevo para dar respuestas concretas a las nuevas generaciones.”

Francesco Starace, Enel CEO

"No hay contraste entre competitividad y sostenibilidad", ha destacado Francesco Starace: "Al contrario, es precisamente la adopción de estrategias sostenibles lo que hace que las empresas sean más competitivas porque quedan menos expuestas a los riesgos y, por lo tanto, más sólidas a largo plazo". Para satisfacer la necesidad de estabilidad que demandan los mercados en un momento de incertidumbre como este, "lanzamos los primeros bonos ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) del mundo, que se basan en un enfoque que combina el desempeño en sostenibilidad con la emisión de bonos y que señalan a los tenedores de bonos el impacto de las inversiones en la estrategia de la empresa". En este sentido, Enel ha publicado el primer Sustainability-linked financing framework "que describe el vínculo entre la sostenibilidad y los instrumentos utilizados".

Estas iniciativas nos hacen tener esperanzas de que podremos lograr lo que el consejero delegado y director general de Enel ha definido como "objetivos desafiantes": la salida del carbón en Italia para 2025 -y en el mundo para 2027- y su sustitución por energía fotovoltaica, eólica, hidroeléctrica y geotérmica; llegar a producir el 80% de energía de fuentes renovables en diez años (frente al 54% actual); desarrollar proyectos de almacenamiento en baterías, hibridación e hidrógeno verde para respaldar la capacidad instalada de fuentes verdes y triplicarla para 2030; así como "reducir en un 80% las emisiones directas de gases de efecto invernadero por kWh para 2030, respecto al año de referencia 2017, y lograr cero emisiones antes de 2050". Enel tiene ideas muy concretas sobre estos objetivos, que se consiguen "incrementando la participación de las energías renovables en el mix de generación, permitiendo el cambio a través de redes confiables, digitalizadas y resistentes y trabajando con los clientes hacia la eficiencia energética y la electrificación del consumo final". E invirtiendo en transporte, edificios e industrias. Como ha anunciado el pasado mes de noviembre el consejero delegado y director general Francesco Starace, el Grupo italiano prevé invertir directamente unos 160 000 millones de euros hasta 2030, de los que casi 39 000 millones forman parte del Plan 2021-2023 (14 000 millones en Italia). El Plan de Recuperación puede activar otros 25 000 millones de euros, con un efecto multiplicador de 78 000 millones de euros para impulsar el PIB italiano y crear unos 108 000 nuevos puestos de trabajo.

"El mundo quiere hacerlo y la política lo ha entendido. Ahora, gracias al Fondo de Recuperación, también tenemos el dinero", así lo ha señalado el consejero delegado y director general de Enel: "El Fondo de Recuperación da la posibilidad de tomar un camino diferente al actual. De lo contrario, no tendría sentido. Por lo tanto, merece la pena invertir para crear tecnologías capaces de reducir el precio del hidrógeno verde, que es el futuro". Sin embargo, es necesario el compromiso de todos y, en ese sentido, la simplificación burocrática es fundamental: "El camino hacia la descarbonización requiere herramientas administrativas adecuadas a la rapidez y magnitud del esfuerzo que queremos hacer".

 

Redacción Enel