• {{searchSuggestions.title}}

“Squawk Box Europe” de CNBC: entrevista a Francesco Starace

El consejero delegado de Enel habló sobre la transición energética y los cambios producidos por la pandemia

{{item.title}}

Es “un gran proceso de cambio que afecta no solo a la industria energética, sino a la industria en general”: no es un caso que la UE haya decidido acelerar las energías renovables y la transición energética para salir de la crisis. Así lo ha confirmado el consejero delegado y director general de Enel Francesco Starace en una entrevista con “Squawk Box Europe” de CNBC: la situación de emergencia ha impactado en “esta transformación energética” (aunque, según el consejero delegado, sería más apropiado decir que es “una transición más que una transformación”), anticipando lo que sucedería en los próximos años y ampliando el alcance del Pacto Verde Europeo –el plan para que la UE logre la neutralidad climática para 2050– que hoy es un “salvavidas” para contrarrestar el impacto devastador de la pandemia.

“La transformación es inevitable, es algo que sucederá de todos modos. El riesgo es si ocurre de una forma caótica o desordenada”

Francesco Starace, Enel CEO

Por lo tanto, tal y como ha destacado Francesco Starace, el entorno es de luces y sombras porque todos los cambios pueden implicar peligros y desafíos: “La transformación es inevitable, es algo que sucederá de todos modos. El riesgo es si ocurre de una forma caótica o desordenada”. Además, “no tomar en cuenta todas las consecuencias” o impulsar el cambiode una manera que genere problemas para las personas o que sea injusta y genere desigualdad”, también puede tener efectos negativos.

Estos desafíos afectan igualmente al mundo del trabajo: según Francesco Starace, no puede haber una transición sostenible sin los jóvenes. Es “necesario invertir en la educación de las nuevas generaciones, así como formar a un gran número de personas cualificadas” que hoy parecen faltar sobre todo en el sector energético: en esta perspectiva, según el consejero delegado, los esfuerzos coordinados a nivel global son fundamentales. Estos “esfuerzos deben llevarse a cabo en los próximos diez años”, ya que “son esenciales para lograr una transición sostenible de forma no caótica”.

Del mismo modo, es importante que los gobiernos comprendan “la necesidad de planificar la transición con anticipación”: como ha señalado el consejero delegado y director general Francesco Starace, un cambio tan trascendental no ocurre de la noche a la mañana y no puede ser impulsado únicamente por las fuerzas del mercado, ya que estas pueden resultar destructivas.

 

Redacción Enel