• {{searchSuggestions.title}}

Corriere della Sera: entrevista a Francesco Starace

El consejero delegado y director general Starace abordó algunas cuestiones cruciales como la economía circular, la movilidad eléctrica, las redes

{{item.title}}

La transición ecológica es ahora un proceso inevitable, “enterrar la cabeza en la arena o intentar detener la transición es inútil”. El 25 de julio, en una entrevista con “Corriere della Sera”, el consejero delegado y director general de Enel Francesco Starace, destacó la importancia de comprender cómo gestionar mejor este proceso y obtener todos los beneficios posibles: “Lo digo también porque hemos cerrado 23 plantas en los últimos siete años, sin despidos. Al mismo tiempo, hemos invertido en renovables, redes, movilidad eléctrica y hemos impulsado la electrificación del consumo de nuestros clientes”.

En este ámbito, Italia se encuentra en mejores condiciones de lo que se podría pensar: “Por ejemplo, no hay ninguna industria minera que cerrar, no hay minas de carbón como en Polonia, ni decenas de centrales eléctricas de lignito que cerrar como en Alemania. Desde hace unos años, lanzamos una campaña sobre energías renovables con excelentes resultados”. Hoy, estas iniciativas permiten que Italia tenga una de las economías circulares más desarrolladas.

Baste con decir que los objetivos de mix energético establecidos por Alemania para 2030 corresponden a la situación actual en Italia. Ahora, “lo que tenemos que hacer es ir más rápido, seguir mejorando nuestro mix energético y la capilaridad de las redes, ser más sostenibles y menos dependientes de la importación de materias primas y combustibles fósiles”. Como señaló Francesco Starace, de esta forma será posible “crear más puestos de trabajo con respecto a los que se perderán”.

“La transición es inevitable. Enterrar la cabeza en la arena o intentar detener la transición es inútil”

Francesco Starace, Enel CEO

En su entrevista durante la cumbre del G20 sobre clima y energía en Nápoles, el consejero delegado y director general de Enel también habló del PNRR (Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia): “Después de su lanzamiento, el próximo otoño actualizaremos nuestro plan. Por otra parte, además de Italia, también España, Rumanía y Grecia, países en los que operamos, han proporcionado importantes planes económicos”. Con el PNRR, el Grupo pretende “incrementar significativamente las inversiones en redes en Italia y España en un plazo de cinco años”: esto va acompañado de “todas las obras previstas para la eficiencia energética, los edificios, la movilidad eléctrica y los puertos verdes”.

En particular, en lo que respecta a la movilidad eléctrica, “nuestro rol es el de ayudar a los fabricantes a comprender qué tecnología necesita nuestra red para que la recarga y el uso de los vehículos sean lo más eficientes posible”: en los próximos diez años, “instalaremos 4 millones de estaciones de carga públicas y privadas en todo el mundo, hoy tenemos 180 000”. Este es el compromiso de Enel: “Significa aumentar veinte veces nuestro negocio actual”.

Francesco Starace puso de manifiesto que el Grupo también está orientando su mirada sobre Cerdeña, donde “nunca se ha llevado gas metano” y donde se dan las condiciones para un camino de electrificación total. Esto también se debe al cierre de dos centrales de carbón para 2025 y a la construcción de un nuevo cable submarino por parte de Terna, que aumentará la capacidad de transmisión de energía: “Con la instalación de 4000-5000 MW de energía renovable y alrededor de 1000 MW de baterías, para 2030 podemos convertir a Cerdeña en la primera región de Italia en adaptarse a los modelos futuros. Incluso, creando puestos de trabajo y generando círculos virtuosos”.

 

Redacción Enel