• {{searchSuggestions.title}}

El discurso de Francesco Starace en el Forum Ambrosetti

Starace: los retrasos de la Unión Europea en lograr la descarbonización y las posibles soluciones

{{item.title}}

Europa está destinada a desempeñar un papel clave en la transición energética. Es lo que surge del estudio “European governance of the energy transition”, realizado por Enel Foundation y The European House – Ambrosetti, con la colaboración de Enel. El estudio fue presentado el 4 de septiembre de 2021 por el consejero delegado y director general de Enel, Francesco Starace, junto con Valerio De Molli, managing partner y consejero delegado de The European House – Ambrosetti, durante el Forum Ambrosetti en Cernobbio.

La Unión Europea se ha retrasado significativamente en la implementación de sus objetivos de descarbonización: según el estudio, al ritmo actual, podría alcanzar sus objetivos después de 2050. Europa se ha retrasado también en los otros nuevos objetivos establecidos para las energías renovables (40%) y la eficiencia energética (+36%), que se podrían alcanzar en 2043 y 2053 respectivamente.

Sería “demasiado tarde”, dijo Francesco Starace, especialmente porque “sería una pena perder una oportunidad tan grande de creación de valor económico”. Por lo tanto, hoy es fundamental “acelerar y dotarnos de un sistema de gobernanza adecuado a la dimensión del desafío y capaz de traducir las intenciones en acciones concretas, aprovechando las enormes oportunidades que derivan de este compromiso”: como destacó el consejero delegado y director general de Enel, es indispensable superar los obstáculos actuales en la gobernanza, con el fin de desbloquear las inversiones necesarias para compensar el retraso acumulado a lo largo de los años y acelerar la creación de valor económico. En este sentido, el estudio ha identificado siete propuestas, divididas según el respectivo ámbito de actuación europeo o italiano.

Troppo tardi” per Francesco Starace, soprattutto perché “sarebbe un peccato perdere anche l’occasione di una creazione di valore economico così grande”. Diventa dunque fondamentale oggi “accelerare e dotarsi di un sistema di governance adeguato alla portata della sfida, che sappia tradurre in azione concreta le intenzioni e valorizzare le enormi opportunità che derivano da questo impegno”: superare gli attuali ostacoli della governance è ormai indispensabile, come ha sottolineato l’AD di Enel, per sbloccare gli investimenti necessari a recuperare il ritardo accumulato negli anni e accelerare la creazione di valore economico. In quest’ottica lo studio individua sette proposte, suddivise in base alla rispettiva sfera d’azione: europea e italiana. 

“Necesitamos centrarnos en las ciudades para reducir las emisiones. Lo que sucede en las ciudades impulsa el desarrollo del mundo”

Francesco Starace, Enel CEO

En cuanto al contexto europeo, el estudio propone centrar la atención en el papel de la cooperación interna y su capacidad para hacer cumplir el Acuerdo de París. En lo que respecta al contexto italiano, el objetivo es simplificar los procedimientos de autorización de las plantas alimentadas con fuentes renovables y promover medidas que favorezcan la eficiencia energética. Además, el estudio propone la creación de un mecanismo de interacción homogéneo y estandarizado entre las autoridades locales, por un lado, y los gestores de la red de distribución (distribution system operator, DSO) y los gestores de los puntos de carga (charge point operator, CPO), por el otro, con el fin de favorecer el desarrollo de la infraestructura de carga. Según el estudio, es igualmente importante promover la plena integración de los distritos industriales, los clústeres empresariales locales, los ecosistemas de innovación y las comunidades energéticas con la red de distribución nacional.

“La descarbonización está en el centro de la construcción de la Europa del futuro”, recordó Francesco Starace durante su intervención en el Forum Ambrosetti: reducir la brecha de inversión “con alrededor de 3600 millones de euros necesarios para cumplir el objetivo 2030 en Europa, de los cuales unos 190 000 millones corresponden solo a Italia”, señaló el consejero delegado y director general de Enel, podría tener “un impacto acumulado en el PIB de más de 8000 millones de euros, de los cuales más de 400 000 millones corresponden solo a Italia”.

 

Redacción Enel