• {{searchSuggestions.title}}

La gran transición: las reflexiones de Francesco Starace

Según Francesco Starace, “los próximos diez años serán cruciales para la humanidad”

{{item.title}}

Esta es la década de las energías renovables, pero “tenemos que darnos prisa”. Así lo ha destacado Francesco Starace, consejero delegado y director general de Enel, en su discurso del 18 de septiembre en la conferencia nacional organizada por la “Fondazione dei Cavalieri del lavoro” (Fundación Caballeros del Trabajo): “La gran transición” fue el tema central de la conferencia de este año.

“Debemos actuar ahora, ya que la alerta roja para la humanidad se ha disparado y los próximos diez años serán cruciales. Solo hay un camino y ya está trazado: electrificación, energías renovables y baterías”

Francesco Starace, Enel CEO

“Soy ingeniero nuclear y, como consejero delegado de Enel, he probado todas las tecnologías posibles para la generación de energía. No podemos quedarnos a medio camino entre la nostalgia del pasado y la esperanza en la ciencia ficción”: por lo tanto, es necesario “actuar ahora, ya que la alerta roja para la humanidad se ha disparado y los próximos diez años serán cruciales”. Según Francesco Starace, “solo hay un camino y ya está trazado: electrificación, energías renovables y baterías”.

Durante su intervención, el consejero delegado y director general de Enel también puso de manifiesto que el medioambiente y la economía, finalmente, convergen en un mismo punto. Estas palabras fueron confirmadas unos minutos antes por el escenario descrito por el premio Nobel de Economía Michael Spence: las fuentes renovables son maduras desde el punto de vista tecnológico y sostenibles desde el punto de vista económico y, por lo tanto, “la transición no es una cuestión de tecnología o de economía, es una cuestión de política”. Perdimos demasiado tiempo “estudiando más que haciendo”.

En consecuencia, es más importante que nunca contar con una gobernanza sólida para la transición, que implique consenso, rapidez de ejecución y simplificación administrativa. Según el consejero delegado y director general Francesco Starace, ya no es solo un deseo, sino una necesidad real. Nos enfrentamos a un desafío crucial, el de la descarbonización, y vivimos una década decisiva: “Si no detenemos el crecimiento de las emisiones globales en Europa y Estados Unidos, no podemos esperar que otros lo hagan. Nuestro trabajo es cargarnos con el peso de todo esto durante los próximos diez años. Por cierto, somos los que tenemos la mayor responsabilidad: si nos fijamos en la acumulación de CO2 en la atmósfera, el 25% de las emisiones son atribuibles a Estados Unidos, el 23% a Europa, el 13% a China y el 3% a la India. Como es conveniente hacer esto, cuanto antes lo hagamos, mejor. Es conveniente y beneficia a la comunidad, así que hagámoslo rápido”.

 

Redacción Enel