• {{searchSuggestions.title}}

Francesco Starace: Enel invierte en el futuro

En una entrevista con “La Repubblica”, Francesco Starace habló sobre movilidad sostenible, digitalización y cero emisiones

{{item.title}}

El 13 de enero, en una entrevista con el periódico “La Repubblica”, el consejero delegado y director general Francesco Starace habló sobre los mundos “aún inexplorados” de la electricidad y las “grandes oportunidades para nuestros clientes y para Enel”. La movilidad en primer lugar: “Empezamos hace cuatro años con la idea de instalar una infraestructura de recarga pública en Italia, ahora tenemos casi 20 000 puntos de recarga públicos en el mundo, 150 000 si también consideramos los privados. Estos puntos de recarga llegarán a 4 millones en 2030”. Por lo tanto, se abre un mundo de servicios para quien tiene un coche eléctrico, pero también nuevas oportunidades de negocio: “Por ejemplo, la posibilidad de poner a disposición de la red eléctrica las baterías de los coches cuando no están en uso. La red eléctrica necesita cada vez más baterías para estar equilibrada. En este ámbito, lanzaremos al mercado una empresa dedicada a este gran nuevo mundo que verá la luz en los próximos meses que, posteriormente, estará en el mercado a nivel mundial”.

Como explicó Francesco Starace, esto solo se puede hacer gracias a la digitalización, que es fundamental para que las redes gestionen la oferta y la demanda de forma inteligente: “Necesitamos flexibilidad en la red porque la demanda es volátil y las renovables no tienen tendencias de producción constantes. Actualmente, en el mundo, contamos con casi 8000 MW de gestión activa de la demanda por parte de clientes industriales que están en nuestro sistema. Cuando la red necesite más electricidad, pueden desconectarse de la red y ser recompensados por su disponibilidad”. Cobrar por no consumir en algunos momentos era una oportunidad inimaginable hasta hace unos años. Ahora, en cambio, es “una parte importante de nuestro negocio que nos permite ingresar a países como Corea, Japón, Polonia, Inglaterra e Irlanda”. Esto dará lugar a la creación de una nueva empresa: “Con 70 millones de clientes en todo el mundo, solo con suministrarnos medidores digitales, nos hemos convertido en el segundo operador mundial más importante del sector. Gridspertise –este es el nombre de la nueva empresa– comenzará a operar en 2022 como una empresa separada para mejorar y hacer que los servicios estén disponibles para todos los clientes en el mundo. Ya contará este año con un socio industrial y esperamos que cotice en 2023. Del mismo modo, también cotizará la nueva empresa nacida de la división de Enel X, que opera en el sector de la recarga de coches eléctricos”.

“Queremos llegar a cero emisiones en 2040. El cambio no es un coste, sino una inversión en el futuro”

Francesco Starace, Enel CEO

En la entrevista, el consejero delegado y director general Francesco Starace también habló sobre el objetivo de cero emisiones que Enel anticipó para 2040: “Fijamos la fecha de 2040 con buenas razones desde el punto de vista económico y con una doble conveniencia: en primer lugar, reducimos los costes de producción de energía y los desplazamos hacia las energías renovables; en segundo lugar, acabamos con la dependencia de los combustibles fósiles que, como también hemos visto en los últimos meses, tienen precios muy volátiles”. Además, “dejaremos de emitir C02 –y esto es bueno para todos– teniendo en cuenta que nuestro compromiso es ser cero emisiones y no cero emisiones netas. ¿Qué significa netas? A menudo, hay poca transparencia y confusión al respecto. En definitiva, este paso es conveniente desde todos los puntos de vista: el coste no es hacerlo, sería no hacerlo”.

Según el consejero delegado y director general de Enel, existe una “especie de confusión semántica” también con respecto a las preocupaciones sobre los costes de la transición: “Implementarla es conveniente y lo que enfrentamos hoy no es un coste sino una inversión en el futuro. En 2019, elaboramos un estudio junto con The European House-Ambrosetti que muestra que la transición vale hasta 23 000 millones de euros en Italia, con un número neto de nuevos puestos de trabajo que se estima entre los 100 000 y los 170 000. Entonces, está claro que, como sucede con todos los cambios tecnológicos, hay quienes se adaptan primero y quienes no saben o no quieren adaptarse y corren el riesgo de desaparecer”. En este sentido, Francesco Starace recordó que Enel planea invertir aproximadamente 210 000 millones de euros, de aquí a 2030, con su plan industrial: “Unos 160 000 millones invertidos por nosotros y otros 50 000 millones a través de terceros que coinvertirán con nosotros en iniciativas comunes”. Estas inversiones “se concentrarán en las redes eléctricas, fundamentales para la progresiva electrificación del consumo, y en las renovables, fundamentales para la progresiva descarbonización de la electricidad”.

 

Redacción Enel