• {{searchSuggestions.title}}

Francesco Starace: la visión de Enel para la descarbonización

Enel, la descarbonización completa para 2040: ¿qué hacer a continuación? El consejero delegado y director general Francesco Starace explica los planes

{{item.title}}

El anuncio se produjo el pasado mes de noviembre durante el Capital Markets Day: Enel ha anticipado en diez años el objetivo de descarbonización completa del Grupo, con la consecución del ‘Cero Neto’ para 2040. Hoy es fundamental acelerar: como lo señaló el consejero delegado y director general Francesco Starace, el camino hacia el ‘Cero Neto’ ya está en marcha en todo el mundo y los procesos de descarbonización y electrificación de la economía global son cruciales para evitar las graves consecuencias de un aumento de las temperaturas de más de 1,5°C.

Durante la última década, las energías renovables se han convertido en la tendencia dominante en la generación de energía: eso ha permitido que la descarbonización avance a un ritmo más rápido. Además, la próxima década será decisiva para la consecución de los objetivos marcados por el Acuerdo de París en 2015: los próximos años se caracterizarán por “acciones crecientes hacia la electrificación, a través de las cuales los clientes trasladarán progresivamente su consumo energético hacia la electricidad, mejorando el gasto, la eficiencia, las emisiones y la estabilidad de precios”. Lo demuestran también varios estudios publicados recientemente: la consecución de objetivos climáticos ambiciosos requiere una aceleración en la electrificación del consumo energético, junto con un despliegue masivo de energía libre de carbono. Como destacó Francesco Starace, en esta perspectiva los clientes serán los impulsores activos y los principales beneficiarios de este proceso.

“Los procesos de descarbonización y electrificación de la economía global son cruciales para evitar las graves consecuencias de un aumento de las temperaturas de más de 1,5°C”

Francesco Starace, Enel CEO

Para pasar “de la década anterior del descubrimiento de las energías renovables a la década actual de la electrificación”, Enel ha movilizado 170 000 millones de euros de inversiones directas para 2030: la implementación del Plan Estratégico 2022-2024 –presentado el pasado noviembre a los mercados financieros y a los medios de comunicación– y su visión hacia 2030 representan “un punto de inflexión” en esta perspectiva. En particular, con respecto a la descarbonización, Enel planea invertir directamente un total de casi 45 000 millones de euros durante el período 2022-2024 (lo que representa un aumento del 12% con respecto al Plan anterior) y otros 8000 millones de euros de terceros a través del modelo de negocio Stewardship. Además, se espera que para 2030 el valor creado por el Grupo para los clientes genere una reducción de hasta un 40% en su gasto energético, junto con una reducción de hasta un 80% de su huella de carbono.

Ese compromiso forma parte de un marco más amplio en materia de transición energética: Enel planea abandonar la generación de carbón para 2027 y la generación de gas para 2040, reemplazando su flota térmica con nueva capacidad renovable y aprovechando la hibridación de las energías renovables con las soluciones de almacenamiento. En consecuencia, toda la electricidad vendida por Enel para 2040 provendrá de fuentes renovables y el Grupo desactivará su negocio minorista de gas para el mismo año. Objetivos cada vez más desafiantes para dar respuestas a necesidades para las que perder más tiempo es inadmisible. La única solución es acelerar e intensificar los esfuerzos: Enel tiene su mirada puesta en esa dirección. Así lo confirma el consejero delegado y director general Francesco Starace. Así lo confirman los compromisos concretos asumidos por el Grupo en beneficio de las personas y del planeta.

 

Redacción Enel