• {{searchSuggestions.title}}

Enel, los resultados de 2021: el análisis de Francesco Starace

Francesco Starace: los datos de 2021 confirman la resiliencia de Enel y su impacto positivo en temas de sostenibilidad

{{item.title}}

Los resultados de Enel en 2021 “demuestran una vez más la resiliencia y la sostenibilidad de nuestro modelo de negocio”: al comentar los resultados, el consejero delegado y director general Francesco Starace destacó el valor incluso en el “escenario cada vez más complejo” en el que se lograron, caracterizado “por un lado, por signos de recuperación pospandemia y, por otro, por los impactos negativos derivados del incremento de los precios de los combustibles fósiles”. Estos son los datos: Enel cerró 2021 con un beneficio neto de 3189 millones de euros (+22,2% con respecto a los 2610 millones de euros de 2020). Los ingresos también aumentaron, a 88 006 millones de euros (+33,3% con respecto a los 66 004 millones de euros de 2020): la variación positiva es atribuible a todas las Líneas de Negocio, principalmente por los mayores volúmenes de electricidad producida y vendida. El EBITDA ordinario ascendió a 19 210 millones de euros (+6,6% con respecto a los 18 027 millones de euros de 2020,) mientras que el EBITDA alcanzó los 17 567 millones de euros (+3,9%). El EBIT fue de 7680 millones de euros (-9,2%) y refleja, principalmente, la mayor amortización registrada por las inversiones realizadas. Enel obtuvo un beneficio ordinario neto de 5593 millones de euros (+7,6%): este aumento es atribuible a la evolución positiva de las operaciones ordinarias.

“Los resultados de Enel en 2021 demuestran, una vez más, la resiliencia y la sostenibilidad de nuestro modelo de negocio incluso en un escenario cada vez más complejo”

Francesco Starace, Enel CEO

Ahora está claro que las utilities juegan un papel clave en la gestión de los cambios rápidos en el sector energético”, comentó Francesco Starace: “Esta es la dirección en la que se dirige nuestra estrategia, centrada en la descarbonización y la electrificación. De esta manera, podemos aprovechar oportunidades a lo largo de toda la cadena de valor y, al mismo tiempo, contribuir a la independencia energética en los países donde operamos”. Tal como destacó el consejero delegado y director general, para esto es fundamental “acelerar las inversiones en renovables, que proporcionan una fuente de energía estable, segura y competitiva y, junto con la digitalización de las redes y la electrificación del consumo, representan la solución para combatir el cambio climático”. Los números confirman estas palabras: para acelerar la transición energética, las inversiones totales de Enel alcanzaron los 12 997 millones de euros en 2021 (+27,5% con respecto a 2020).

El valor de nuestra estrategia nos permite mantener nuestro compromiso de pagar un dividendo creciente a los accionistas, sobre la base de una política sencilla y transparente”, explicó finalmente el consejero delegado y director general Francesco Starace. De hecho, el dividendo total propuesto para todo el ejercicio 2021 es de 0,38 euros por acción (de los cuales 0,19 euros por acción ya fueron pagados como anticipo en enero de 2022), con un aumento del 6,1% con respecto al dividendo total de 0,358 euros por acción pagado para todo el ejercicio 2020.

 

Redacción Enel