• {{searchSuggestions.title}}

La intervención de Francesco Starace en el EY Italy Outlook Talk

Starace y las iniciativas de Enel en el contexto de la transición energética

{{item.title}}

Las ciudades juegan un papel decisivo en el uso de la energía. Por tanto, según Francesco Starace, es fundamental trabajar en ellas “si queremos un camino más sostenible para el planeta”. El consejero delegado y director general de Enel habló sobre este tema el 28 de junio en el Ey Italy Outlook Talk, una serie de eventos a los que asistieron representantes de instituciones y empresas para investigar juntos el cambio y los retos que debe enfrentar el país.

En particular, Francesco Starace tuvo la oportunidad de debatir con el ministro de Trabajo y Políticas Sociales, Andrea Orlando, sobre los efectos de la transición energética en el mundo del trabajo y en las personas, que están cada vez más en el centro del compromiso de Enel. “El bienestar, el aprendizaje continuo y la seguridad son los pilares del ‘Statuto della Persona’ (‘Estatuto de la Persona’, N. de la R.), un modelo de trabajo que marca una transformación cultural”, recordó el consejero delegado y director general en referencia al protocolo firmado por Enel y los sindicatos Filctem Cgil, Flaei Cisl y Uiltec Uil con el objetivo de desarrollar un nuevo modelo de relación laboral en el que las personas y sus necesidades estén en el centro.

Por otro lado, y ante la profunda transformación que ha generado la transición energética, hoy también existe una creciente necesidad de “personas cualificadas no solo dentro de las empresas sino en todo el sistema”. Basta pensar en el PNRR (Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia), una herramienta necesaria que indica los proyectos en los que centrarse de aquí a 2026: sin embargo, “necesitamos un trabajo que transforme las intenciones en efectos y alguien tiene que hacerlo”. Invertir en formación y habilidades es esencial. Enel, tomó medidas rápidamente al crear “Energie per Crescere” (“Energías para Crecer”) y otros proyectos dedicados: “Descubrimos que para invertir en las redes eléctricas necesitamos unos 10 000 técnicos más. ¿Dónde están estos técnicos? No hay. Por tanto, hemos iniciado un programa de formación para técnicos de redes, con diez centros de formación en toda Italia. Estas personas no serán contratadas por nosotros, estarán disponibles para todas las industrias relacionadas”.

“Las ciudades juegan un papel crucial en la construcción de un camino sostenible para el planeta. Es necesario comprometerse a mejorar estos tres aspectos: calidad de vida, relaciones y uso de la energía”

Francesco Starace, Enel CEO

De esta manera, las ciudades también juegan un papel en el contexto de la transición energética: “Será cada vez más prioritario entender la estructura de las ciudades para reducir nuestro impacto en el medioambiente, comprometiéndonos con el objetivo de cero emisiones”, reiteró Francesco Starace con la esperanza de que “las administraciones públicas italianas sean capaces de comprender las ventajas de la tracción eléctrica para mover personas en las ciudades”. Es fundamental trabajar en el uso de la infraestructura metropolitana en el mundo para que se pueda mejorar: “Hay muchas formas de hacerlo. Nuestra iniciativa ‘Net Zero Carbon Cities’ ha demostrado cómo las grandes ciudades pueden utilizar todas sus infraestructuras de manera más eficiente para permitir una mejora en la calidad de vida, en las relaciones entre las personas y también en el uso de la energía y de las materias primas”.

Iniciativas energéticas y análisis de datos para infraestructuras: “Los puntos de iluminación son las infraestructuras más extendidas en las ciudades. Nunca se habla de la red de alumbrado público urbano, que es una red omnipresente. Hemos combinado el servicio básico con la detección y el intercambio inteligente de datos para permitir que las administraciones de las grandes ciudades entiendan, intervengan y mejoren lo que pasa”. Entre los diversos proyectos piloto que mencionó el consejero delegado y director general de Enel se encuentra el del transporte público urbano, que comenzó en Santiago de Chile y continuó en Bogotá y São Paulo: “Partiendo de una prueba, ahora tenemos unos 3000 autobuses públicos eléctricos en operación. Es la flota de autobuses eléctricos más grande fuera de China. En Italia, tenemos 17. Esa es nuestra preocupación. Esperamos que, tarde o temprano, las administraciones públicas italianas entiendan el beneficio”.

 

Redacción Enel