• {{searchSuggestions.title}}

Francesco Starace: el plan estratégico 2023-2025 de Enel

Francesco Starace habló sobre el futuro de Enel en el Capital Markets Day 2022

{{item.title}}

El compromiso sostenible seguirá siendo la base de la estrategia de Enel. Así lo confirmó el 22 de noviembre, el consejero delegado y director general Francesco Starace con motivo del Capital Markets Day 2022. El Plan Estratégico 2023-2025 presentado durante el evento, también confirmó que la sostenibilidad seguirá estando “plenamente integrada en nuestras decisiones” –citando las palabras del consejero delegado y director general– centrándose en la transición energética, la descarbonización y la digitalización. La mirada de Enel está proyectada en alcanzar el objetivo de cero emisiones netas para 2040, diez años antes de lo que se pensaba anteriormente.

Sin embargo, es imposible no tener en cuenta, además, el difícil contexto actual en el que se persiguen las estrategias y los objetivos: según Francesco Starace, la pandemia, la crisis energética, los conflictos geopolíticos y los efectos del cambio climático requieren un proceso acelerado de transición energética y digitalización, así como la reorganización de las cadenas de suministro globales. A partir de ahí, tomó forma el Plan Estratégico 2023-2025 con el que Enel prevé concentrarse en una cadena industrial cada vez más integrada para alcanzar la electrificación sostenible, hoy más que nunca tan necesaria en los sistemas energéticos globales. Por tanto, el objetivo es cubrir, aproximadamente, el 90 % de las ventas a precio fijo con electricidad libre de carbono en 2025, llevar la generación renovable a casi un 75 % del total y digitalizar casi al 80 % de los clientes de la red. 

“La sostenibilidad, que está plenamente integrada en nuestras decisiones, sigue siendo la base de nuestra estrategia, aprovechando también la aceleración de la electrificación en todas las economías”

- Francesco Starace, Enel CEO

En los próximos tres años, “nos enfocaremos en los modelos de negocio integrados y el conocimiento digital”, así como en el reposicionamiento estratégico de los negocios y las geografías “que puedan agregar valor a pesar del difícil escenario actual, adoptando una estructura más ágil y un conjunto más sólido de índices financieros”. Tal y como explicó el consejero delegado y director general Francesco Starace, el objetivo es aumentar “nuestra resiliencia ante posibles turbulencias continuas en el futuro, así como posicionar nuestra creación de valor hacia un mayor crecimiento, beneficiando a todas nuestros stakeholders y acelerando la independencia energética en los países centrales”. En esta perspectiva, entre 2023 y 2025, se invertirán un total de casi 37 000 millones de euros, de los cuales el 60 % se destinará a la estrategia comercial integrada del Grupo (generación, clientes y servicios) y el 40 % a las redes, para apoyar su rol como facilitadoras de la transición energética.

Por tanto, Enel se centrará principalmente en cuatro direcciones en los próximos tres años: equilibrar la demanda de los clientes y la oferta para optimizar el perfil de riesgo/rendimiento; descarbonizar para garantizar la competitividad, la sostenibilidad y la seguridad; reforzar, crecer y digitalizar las redes para permitir la transición; y finalmente, optimizar la cartera de negocios y las geografías. Estos resultados se podrán lograr gracias a “los colegas altamente calificados y motivados del Grupo Enel y a la estructura organizativa de la plataforma digital que hemos establecido”, destacó el consejero delegado y director general Francesco Starace. El compromiso de Enel con la sostenibilidad seguirá siendo fundamental y el Grupo lo llevará a cabo “aprovechando incluso la aceleración de la electrificación en todas las economías”.

 

Redacción Enel