• {{searchSuggestions.title}}

Francesco Starace: Enel, 60 años junto a Italia

Francesco Starace habló sobre el papel de Enel en la historia de Italia y sobre la fábrica de paneles fotovoltaicos 3Sun en Catania

{{item.title}}

Llevamos 60 años suministrando energía a Italia. En una entrevista con el semanario “Panorama”, publicada el 30 de noviembre, Francesco Starace puso de manifiesto el papel de Enel en la historia reciente del país: “Enel en 1962 como un organismo público con la misión de completar la electrificación del país. Hoy, es una multinacional presente en 30 países, líder en los mercados mundiales de energía y de las renovables”. Suministrar energía es “nuestra misión; nacimos para hacerlo y no ha cambiado con el tiempo”. Siempre ha sido “mucho más que encender una bombilla”, explicó el consejero delegado y director general, quien añadió que: “En los años 60 significó traer progreso, fomentar el desarrollo y también el cambio social, basta pensar en cómo la introducción de los electrodomésticos cambió la vida cotidiana de las personas o cómo la disponibilidad de energía hizo posible el crecimiento industrial y económico local. Aún hoy, este sigue siendo nuestro trabajo hoy”.

Francesco Starace explicó que este cambio se refiere a “las herramientas y tecnologías que nos permiten hacerlo de manera sostenible y crear nuevos desarrollos y nuevas oportunidades”: un compromiso que “crea valor y beneficios también para Italia”. En este sentido, el consejero delegado y director general recordó que, en los últimos años, Enel ha decidido enfocarse cada vez más en las fuentes renovables: “Nuestra producción con cero emisiones ha alcanzado el 60 % de la generación total de Enel. Apoyamos a los consumidores que quieren convertirse en productores con una red cada vez más avanzada y lista para recibir su energía libre de emisiones de gases de efecto invernadero, ofrecemos la electrificación de los hogares y de las ciudades como una solución sostenible”. La conciencia sobre la necesidad de un crecimiento sostenible para el planeta ha aumentado exponencialmente, incluso a nivel internacional. Sin embargo, hoy es imposible no tener en cuenta lo que sucede en el escenario geopolítico: “La transición energética ya es una realidad y esta crisis debe ser un estímulo para acelerarla, ya que ha dejado claro a todos que la dependencia de Italia y Europa de las importaciones de combustibles fósiles también representa un riesgo para la seguridad energética de los países. La sostenibilidad es la única solución para superar esta crisis y también resolverla de forma estructural, asegurando la independencia energética de Italia a largo plazo. Las renovables son la alternativa real a los combustibles fósiles nuestros objetivos no cambian: queremos cerrar nuestras centrales de carbón para 2025 y lograr que las fuentes de energía con cero emisiones netas continúen creciendo”.

“Llevamos 60 años suministrando energía a Italia; nacimos para hacerlo y nuestra misión no ha cambiado con el tiempo. La transición energética ya es una realidad y esta crisis debe ser un estímulo para acelerarla”

Francesco Starace, Enel CEO

El compromiso de Enel también se manifiesta en el nuevo Plan Estratégico 2023-2025 presentado el 22 de noviembre, que prevé alrededor de 5000 millones de euros para el crecimiento de las renovables en Italia. Como surge de las palabras de Francesco Starace, los beneficios son numerosos: “El crecimiento de las energías renovables es una oportunidad extraordinaria para que Europa cree una cadena de suministro interna, reduzca su dependencia de países extranjeros y estimule el empleo”. Italia está lista para dar un buen ejemplo: “Nuestra fábrica de paneles fotovoltaicos 3Sun en Catania se convertirá en una Gigafábrica. Su capacidad de producción aumentará 15 veces, fabricando 3 GW de paneles al año y utilizando tecnologías de última generación que garantizan la máxima eficiencia disponible en la actualidad”. Es la mayor fábrica de Europa: “Desempeñará un rol de liderazgo dentro del polo tecnológico local, cumpliendo una función importante desde el punto de vista ocupacional para la economía local, por los puestos de trabajo directos e indirectos que genera. Se estima que, para 2024, la Gigafábrica incrementará la ocupación laboral en la zona en casi 900 puestos de trabajo directos (incluidos los actuales) y, aproximadamente, 1000 indirectos”.

La inversión total para la construcción del complejo asciende a casi 600 millones de euros, de los cuales 188 millones proceden de Europa a través del PNRR (Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia) y del Fondo de Innovación. Es justamente con herramientas como estas que debemos ayudar a la industria, observó Francesco Starace: “El PNRR representa una oportunidad histórica para diseñar y construir la columna vertebral de la Italia del futuro. Sin embargo, para que sea un motor de desarrollo y, por tanto, una oportunidad para las nuevas generaciones, debemos destinar recursos a proyectos capaces de transformar nuestro tejido industrial”.

Puedes encontrar más información aquí:

https://www.panorama.it/economia/futuro-verde-enel

 

Redacción Enel